TRUCOS PARA ORGANIZAR TU CASA. 2ª PARTE

6 Tenga una bolsa para tirar lo que no necesite en el armario.

Tener una bolsa de la compra con asa en la parte delantera del armario es una buena idea. Muchas veces no nos deshacemos de las cosas porque no tenemos donde tirarlas. Cada vez que nos probamos una prenda de vestir y luego nos la quitamos porque no nos favorece, no nos queda bien, está tarada, manchada o pasada de moda, ponlo en la bolsa. Cada vez que veas por casa un cacharro que no necesitas o que hace tiempo que no usas, ponlo en la bolsa, dice. Cuando la bolsa esté llena, done la ropa o tire cualquier cosa que haya puesto en ella. Es la manera más efectiva de deshacernos de todo aquello que no queremos, ya que de otro modo, se nos olvidará que queríamos tirarlo y se quedará en casa.

 

 7 Ordene inteligentemente.

Cuando esté listo para arremangarse y quiera comenzar a organizarse para tener su hogar ordenado, siga estos pasos para restaurar (¡y mantener!) El orden: Primero, hágalo de una sola vez. Configure un área de preparación, como la mesa del comedor, luego vacíe lo que esté organizando para que pueda detectar cosas que tiene por duplicado, obsequios que no le gustaron y cosas de las que puede prescindir. Después de tirar lo que no necesite, use organizadores como recipientes transparentes y cestas sin tapa para que pueda acceder rápidamente a lo que ha decidido quedarse. Por último, etiquete todo, incluso si cree que lo recordará, marque las casillas y contenedores con descripciones fáciles de leer para que no haya dudas más adelante.

TRUCOS PARA ORGANIZAR TU CASA. 2ª PARTE

8 Organice los elementos de acuerdo con la frecuencia con que se usan.

Mantenga los artículos que usa todos los días a la vista, o al menos al nivel de los ojos. Las cosas que usa a diario deberían ser las más fáciles de alcanzar, mientras que las cosas que usa de vez en cuando deberían requerir un taburete. Aquí es donde las estanterías altas resultan útiles. Las cosas que usa solo una vez al año deberían requerir una escalera. Este sistema de almacenamiento no solo le facilitará encontrar las cosas que usa con frecuencia, sino que las cosas que no usa con regularidad se mantendrán organizadas hasta que las necesite.

9 Sea exigente con los artículos de su hogar.

Piense detenidamente en lo que le proporciona calidad de vida. Considere sus necesidades antes de aceptar herencias o aceptar guardar el kayak de un amigo fuera de temporada. Si los zapatos no son de su talla, tírelos. Si tiene espacio para guardar algo temporalmente, establezca una fecha de devolución para que su sótano no se convierta en un espacio de almacenamiento gratuito.

TRUCOS PARA ORGANIZAR TU CASA. 2ª PARTE

 10 Cambie de perspectiva.

A menudo, el desorden se convierte en un problema tan enquistado que no podemos ver cómo solucionarlo, o aún peor, ni siquiera sabemos que lo tenemos. La única manera de afrontar estos casos es enforcarlo desde una nueva perspectiva. Imagina que eres un invitado en tu propia casa. Toma nota de las cosas que un visitante notaría y que tú has estado ignorando, como el montón de papeles que se ha apoderado de la esquina del mostrador de la cocina durante meses o las mantas esparcidas por todo el sofá. Luego, actualice la habitación a su estado original eliminando lo que la hace parecer desorganizada. ¿Todavía sigue sin ver el desorden? Tomar una foto de la habitación lo obligará a ver la habitación con otros ojos.

 11 Aprenda a tomar decisiones rápidas.

¿Tratando de tomar una decisión sobre qué puede quedarse y qué debería desaparecer? Si te preguntas esto muy a menudo sobre los objetos de tu casa y no tomas ninguna decisión al respecto es que estás almacenando casas innecesarias.

Hacerte las preguntas correctas te ayudará a tomar una decisión acertada sobre si debes quedártelo o tiene que ir al cubo de la basura.

¿Lo he utilizado durante el último año? Si no está seguro sobre si quedarse algo o tirarlo, pruebe a colocarlo en una caja con la etiqueta «Donar más tarde», séllelo y márquelo con la fecha de un año a partir de ahora. Si no la ha abierto para entonces, es que realmente no necesita lo que hay dentro.

¿Lo necesito o me gusta?. Si no es algo necesario y tampoco tiene un valor sentimental, no hay ninguna razón real para aferrarse a un objeto. Decida llenar su hogar sólo con cosas que realmente valgan la pena, le den placer o les encanten a su familia. Recuerda que no puedes apreciar lo que tienes si está escondido en un rincón oscuro de un armario.

¿Encaja en la vida que quiero vivir? Si algo le va a resultar útil a usted y a sus metas futuras (piense en utensilios para hacer ejercicio o un libro sobre cómo iniciar un negocio), puede quedarse. Si es un recordatorio doloroso del pasado (piense en ropa que ya no le queda o en artículos que pertenecieron a un ex), tíralo.

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar