Cómo evitar los molestos ladridos de los perros

Los ladridos molestos de perros o cachorros pueden ser un gran problema para los propietarios. Nadie quiere ser el vecino del perro loco que ladra. Si quieres mejorar el comportamiento de tu perro primero tienes que entenderlo. Los perros tienen diferentes ladridos para diferentes comportamientos. Los perros ladran para alertar, para llamar la atención o por frustración y muchos ladran o aúllan cuando se les deja solos.

Los ladridos son un problema muy duro para los dueños de mascotas porque muchos de nuestros instintos terminan reforzando ese comportamiento. Por ejemplo, imagine a un perro que le está ladrando a otro, o a una persona en la calle. Como seres humanos cariñosos, los propietarios de mascotas a menudo piensan que deben calmarlo con caricias, así que lo más probable es que el perro interprete esto como que te gusta mi comportamiento, sigue haciéndolo. El otro problema importante es que los perros que ladran pueden hacer que los dueños griten o castiguen al perro para tratar de detenerlos. Esto podría suprimir el comportamiento, pero es más probable que aumente el estrés del perro y que continúe ladrando. Los propietarios frustrados a veces recurren a castigos como collares de choque «antiladridos», estas herramientas no son muy seguras ni humanas y la mayoría de las veces empeorarán el problema creando ansiedad.

Si cuando te alejas de casa, tu perro ladra y solo deja de hacerlo cuando vuelves para pedirle silencio, ¿cómo se puede romper este círculo vicioso?  Telemedical te va a explicar cómo. Comience con ejercicios que recompensen al perro por estar callado. Cuando tengas un día libre de compromisos laborales, sigue tu rutina matutina normal (como si te fueras a trabajar), pero no te alejes mucho de la puerta una vez que hayas salido de casa. Si su perro permanece en silencio durante un período de tiempo determinado, vuelve a entrar y recompénsalo. Comienza con una meta fácilmente alcanzable, por ejemplo, de 10 a 30 segundos. Cuando ladre, vuelve a poner el cronómetro en cero. Algunos perros mejorarán más rápido si les damos una señal de que han tenido un comportamiento no deseado; un golpe fuerte en la puerta con un objeto de metal después de un ladrido puede acelerar las cosas. Sin embargo, no grite para pedir silencio: la mayoría de los perros prefieren un toque negativo. Es mejor darles un toque seco con la mano ya que algunos perros pueden encontrar gratificantes sus gritos.

Una vez que hayamos tenido nuestro primer éxito, vuelva a entrar en casa, dígale al perro «sí» o «bien», recompénselo y continúe con sus asuntos. Todas las idas y venidas deben ser naturales y tiene que hacerlas de forma discreta para que su mascota no se ponga nerviosa. Repita el ejercicio varias veces, alargando el tiempo de descanso con cada éxito. Si tiene que reiniciar el conteo más de un par de veces, es posible que se esté yendo demasiado rápido.

Cómo evitar los molestos ladridos de los perros

Algunos perros se darán cuenta de que estás al otro lado de la puerta. Aumente la distancia después de las primeras repeticiones. En lugar de golpear para marcar el comportamiento no deseado, podría emplear un collar dispensador de citronela. Este dispositivo interrumpe cada ladrido con una señal multisensorial al combinar el sorprendente pssst de la niebla que sale del recipiente, la sensación húmeda y el olor a citronela. Los adiestradores caninos señalan que el collar de citronela es dos veces más eficaz que el collar de choque electrónico, sin el uso de un estímulo doloroso. Algunos encuentran que el uso del collar por sí solo anula la propensión a ladrar del perro. Sin embargo, no es adecuado para casos de ansiedad por separación, ya que estos a menudo exigen un protocolo de modificación de conducta más extenso y posiblemente también una terapia con medicamentos.

 

No importa cuál sea el motivo de los ladridos de su perro cuando está solo en casa, informe a sus vecinos que está intentando solucionar el problema. Su irritación disminuirá una vez que sepan que sus quejas no han caído en saco roto.

Cómo evitar los ladridos

Si ha probado todo lo anterior y sigue encontrando notas de sus vecinos, debe insensibilizar al perro a sus salidas con “acciones anti ladridos”. Las acciones llevan su tiempo; el progreso es lento pero es una parte necesaria del programa. Tienes que estar preparado para estar todo un fin de semana largo o algún tiempo de vacaciones para el programa.

  • Mantén al perro en la parte más tranquila de la casa. Un perro con problemas de conducta no se ha ganado estar en el mejor lugar de nuestro hogar.
  • Mantenga las cortinas y/o persianas bajadas. Si no tiene una persiana adecuada, consiga una; cuelgue una sábana o una manta en la ventana. Un ambiente más oscuro tiene un efecto calmante en la mayoría de los perros. Además, no hay estímulos visuales que provoquen al perro territorial o aburrido. Las cortinas amortiguan los sonidos del exterior para los ladradores compulsivos.
  • Deje una radio o televisión encendida como ruido blanco. En muchos hogares, el estéreo/TV/radio está encendido desde la mañana hasta la noche siempre que haya alguien en casa. Más allá de enmascarar los ruidos externos, dejar el estéreo/TV/radio encendido da la apariencia auditiva de su presencia.
  • Cuando te vayas, dale al perro un juguete para masticar «solo cuando me haya ido» con tu olor impregnado en él. Este juguete debería ser algo espectacular: un hueso de ternera esterilizado relleno profunda y completamente con comida para perros enlatada o queso para untar (servido congelado o frío), o un sabroso hueso de cuero crudo anudado bañado en ternera. Dáselo al perro al salir; frótalo entre las palmas de las manos varias veces antes de irte. ¡No solo es una táctica de distracción, en realidad hace que quedarse solo no sea tan malo, ya que esta es la única vez que aparece la «cosa más maravillosa del mundo»!

Primero, imita tu rutina diaria de salida. ¿Sueles maquillarte, buscar llaves, guantes, etc., hacer la bolsa del gimnasio o tirar la basura? Hazle pensar al perro que esto es como cualquier otra salida diaria.

En segundo lugar, mientras le da su juguete especial de despedida, mírelo a los ojos y dígale de manera firme y práctica que se calle hasta que regrese. Por favor, nada de escenas emocionales prolijas; sin rogar, suplicar o lloriquear para que se calle. Solo servirá para cargar emocionalmente la situación y estresar aún más al perro.

Salir por un breve período de tiempo. Sólo un minuto o dos para empezar. Si espera un ascensor, tóquelo y entre. Baje un piso y vuelva a subir usando las escaleras. Espere 1-2 minutos. Si el perro no ha ladrado, entra y elógialo suavemente. Si lo escucha comenzar a ladrar, marque el comportamiento con un golpe fuerte en la puerta con un objeto sólido como un llavero y comience a cronometrar nuevamente. Cada vez que el perro ladre, llama a la puerta y vuelve a poner el cronómetro en cero. Puede tomar media hora obtener 1 o 2 minutos de silencio. Cuando lo haga, entre y elogie. Salir 15-30 minutos más tarde y repetir.

El objetivo, por supuesto, es poder mantenerse alejado durante períodos de tiempo cada vez más prolongados sin tener que corregir al perro por ladrar. El tiempo fuera debe construirse en pequeños intervalos. Establezca metas (5, 10, 15 minutos) y regrese y elogie al perro si permaneció quieto durante el tiempo establecido. No espere una cantidad de tiempo indeterminada y corrija al perro por finalmente ladrar. El silencio debe ser alabado. El comportamiento apropiado debe ser reconocido.

La mayoría de los perros que pueden permanecer en silencio durante dos horas generalmente pueden permanecer tranquilos durante una jornada laboral de 8 a 10 horas. Llegar hasta esa primera hora, puede llevar varios días de entrenamientos. Los problemas de ladridos rara vez se resuelven en un día.

 

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar